google-site-verification=ho5yZHn3PhdR1jDt8Yy9VSyi61MwC9og3f4b2zIuaf8 Saltar al contenido

¿Cómo reemplazar la carne si soy vegetariana?

abril 5, 2022
¿Cómo reemplazar la carne si soy vegetariana?

Alternativas veganas a la carne

Como su nombre indica, esta fruta es un pariente cercano de los higos, pero tiene una consistencia muy parecida a la carne desmenuzada. Aunque se puede comprar la fruta entera, es mucho más fácil comprarla en lata o en bolsas refrigeradas. Como su sabor es bastante sutil, combina muy bien con cualquier ingrediente o salsa con la que se cocine. Desde sándwiches de carne de cerdo, pasando por chili, hasta un buen plato de nachos, hay muchas formas creativas de combinar el jackfruit.

El tofu, quizá uno de los sustitutos de la carne más comunes, es un producto elaborado a partir de semillas de soja cuajadas y está disponible en versión extrafirme, firme y blanda. Tiene un sabor neutro, por lo que se puede combinar con infinidad de salsas, cereales y verduras, y se puede hornear, asar o freír. Tanto si te apetece un pad thai como unos tacos, es fácil convertir el tofu en la estrella de tu plato.  Debido a su alto contenido en agua, es una práctica habitual «prensar» el tofu antes de cocinarlo. Así se elimina mucha humedad y se consigue un tofu más crujiente.

Al igual que el tofu, el tempeh es un producto elaborado a partir de la soja; sin embargo, la soja del tempeh está fermentada, y también se incorporan varios granos y alubias para conseguir una textura y un sabor más fuertes. Se puede preparar de multitud de formas, como asarlo de forma similar a la carne, además de freírlo, hornearlo o saltearlo.

Sustitutos de la carne

Como su nombre indica, esta fruta es un pariente cercano de los higos, pero tiene una consistencia muy parecida a la carne desmenuzada. Aunque se puede comprar la fruta entera, es mucho más fácil comprarla en lata o en bolsas refrigeradas. Como su sabor es bastante sutil, combina muy bien con cualquier ingrediente o salsa con la que se cocine. Desde sándwiches de carne de cerdo, pasando por chili, hasta un buen plato de nachos, hay muchas formas creativas de combinar el jackfruit.

  ¿Qué son los platos vegetarianos?

El tofu, quizá uno de los sustitutos de la carne más comunes, es un producto elaborado a partir de semillas de soja cuajadas y está disponible en versión extrafirme, firme y blanda. Tiene un sabor neutro, por lo que se puede combinar con infinidad de salsas, cereales y verduras, y se puede hornear, asar o freír. Tanto si te apetece un pad thai como unos tacos, es fácil convertir el tofu en la estrella de tu plato.  Debido a su alto contenido en agua, es una práctica habitual «prensar» el tofu antes de cocinarlo. Así se elimina mucha humedad y se consigue un tofu más crujiente.

Al igual que el tofu, el tempeh es un producto elaborado a partir de la soja; sin embargo, la soja del tempeh está fermentada, y también se incorporan varios granos y alubias para conseguir una textura y un sabor más fuertes. Se puede preparar de multitud de formas, como asarlo de forma similar a la carne, además de freírlo, hornearlo o saltearlo.

Proteínas no cárnicas

Resulta que Maggie estaba probablemente menos entusiasmada con su comida que un gran número de usuarios de Internet que respondieron a la publicación. Muchos se indignaron por el hecho de que el dueño de un perro decidiera alimentar a su mascota con puré de tubérculos y tofu en lugar de las golosinas a base de carne que suele devorar con tanto gusto.

A medida que aumenta el veganismo -según una investigación reciente, aumentó un 600% solo en Estados Unidos entre 2014 y 2017-, también lo hace la idea de alimentar a nuestros animales de compañía con algo distinto a los recortes de la industria cárnica. La huella de carbono de los alimentos para mascotas es considerable. En 2017 se estimó que el carbono emitido por la carne consumida por los animales era responsable de verter el equivalente a unos 64 millones de toneladas de dióxido de carbono en el aire cada año, el equivalente a conducir 13 millones de coches durante un año.

  ¿Cómo hacer un menú vegetariano?

Esta cifra sólo explica el carbono emitido por los animales que acaban en la comida de las mascotas; además, está el agua utilizada para los cultivos con los que se les alimenta, su agua potable, los bosques talados para crear sus tierras de pastoreo y la tierra y el agua aún más contaminadas por sus residuos. A medida que la población de mascotas crece -la propiedad de animales domésticos está aumentando en países como China, por ejemplo- y los propietarios de mascotas recurren a alimentos destinados tanto a la estética humana como a la nutrición animal, es probable que esa huella no haga más que aumentar. En 2017, la revista científica Plos One publicó un artículo en el que se estimaba que los perros y gatos de Estados Unidos comían el equivalente calórico de la dieta de 63 millones de estadounidenses.Sin aminoácidos esenciales como la taurina, los gatos pueden morir (Crédito: Getty Images)Esto ha llevado a algunos a preguntarse si nuestros gatos y perros pueden dejar la carne, o volverse completamente veganos.

Alternativas vegetarianas

Una alternativa a la carne o un sustituto de la carne (también llamado carne de origen vegetal o carne falsa, a veces de forma peyorativa) es un producto alimenticio elaborado con ingredientes vegetarianos o veganos, que se consume en sustitución de la carne. Las alternativas a la carne suelen aproximarse a las cualidades de determinados tipos de carne, como la sensación en la boca, el sabor, el aspecto o las características químicas. Los sustitutos a base de plantas y hongos se elaboran a menudo con soja (por ejemplo, tofu, tempeh y proteína vegetal texturizada), pero también pueden hacerse con gluten de trigo, como en el seitán, proteína de guisante, como en la Beyond Burger, o micoproteína, como en Quorn.

  ¿Qué es el vegetarianismo y en qué consiste?

Los vegetarianos, los veganos y las personas que siguen las leyes dietéticas religiosas y culturales suelen consumir alternativas a la carne como fuente de proteínas en su dieta. Sin embargo, la demanda mundial de dietas sostenibles también ha aumentado su popularidad entre los no vegetarianos y los flexitarianos que buscan reducir el impacto medioambiental de la producción de carne.

La sustitución de la carne tiene una larga historia. El tofu se inventó en China ya en el año 200 a.C.,[1] y en la Edad Media se utilizaban nueces y uvas picadas como sustituto de la carne picada durante la Cuaresma.[2] Desde la década de 2010, empresas emergentes como Impossible Foods y Beyond Meat han popularizado los sustitutos vegetales de la carne picada, las hamburguesas y los nuggets de pollo como productos comerciales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad