Saltar al contenido

¿Qué hacer si la crema de mantequilla queda aguada?

mayo 9, 2022
¿Qué hacer si la crema de mantequilla queda aguada?

La crema de mantequilla se separa

Si el glaseado de crema de mantequilla no es tan espeso como te gustaría, hay varias maneras de solucionarlo. Prueba a meter el glaseado en la nevera para ver si se espesa por sí solo, o añade otros ingredientes como azúcar, mantequilla o maicena para espesar el glaseado de crema de mantequilla. Si añades más ingredientes al glaseado, utiliza siempre pequeñas cantidades y mézclalos bien para obtener los mejores resultados. Si encuentras una solución a tu problema de glaseado de crema de mantequilla, tendrás un glaseado suave y delicioso.

Crema de merengue suizo cuajado

La mayoría de las veces, cuando pensamos en glaseado, pensamos en algo dulce con una consistencia espesa, suave y untable. El frosting puede ser muy fino, como un glaseado, cuando se quiere rociar un poco más sobre un bundt cake, pero normalmente queremos un frosting más grueso para cubrir nuestros cupcakes y layer cakes.

La consistencia exacta del glaseado varía según el tipo de glaseado que se prepare. Los glaseados de queso crema serán mucho más suaves que los de crema de mantequilla. Los glaseados de merengue tendrán una consistencia mucho más ligera que los de queso crema o crema de mantequilla. Sea cual sea el tipo de glaseado con el que trabaje, habrá ocasiones en las que el glaseado resulte más fino de lo que esperaba. La consistencia del glaseado puede verse afectada por todo tipo de factores, desde los ingredientes que utilices hasta el clima. Puede ser frustrante intentar decorar con un glaseado que no es lo suficientemente espeso, pero estas pautas para varios glaseados básicos le ayudarán a asegurarse de que el suyo tenga siempre la consistencia perfecta.

  ¿Qué debe tener un postre saludable?

Cómo espesar la crema de mantequilla

Si quiere evitar añadir más azúcar a un postre que ya es dulce, pruebe a añadir al glaseado un agente espesante adecuado a su sabor. Estos agentes espesantes incluyen: maicena, gelatina, queso crema, cacao en polvo, crema espesa fría, tapioca, almidón de arrastre, harina e incluso mantequilla.

Si está arenoso, primero intente mezclarlo un poco más para asegurarse de que ha dado al azúcar el tiempo suficiente para mezclarlo. Si sigue siendo arenosa, tal vez necesite un poco más de humedad. Otro método probado es dejar reposar la crema de mantequilla durante unas horas o toda la noche. A continuación, vuelve a batirla y eso debería ayudar a solucionarlo.

¿Por qué mi crema de mantequilla no es esponjosa? Es posible que necesites más azúcar de repostería (o azúcar glas) en tu crema de mantequilla. Si no añades lo suficiente, la crema de mantequilla puede parecer descuidada o húmeda. Tamiza un poco más de azúcar y asegúrate de probarlo sobre la marcha. Recuerda que querrás probar cantidades iguales de mantequilla y azúcar en tu crema de mantequilla.

Si está líquida, enfríala bien. Puedes añadir una pequeña cantidad (1-2 cucharaditas) de maicena para darle un poco más de estabilidad. Crema de mantequilla simple (americana) – Una crema de mantequilla americana líquida suele deberse a la adición de demasiada leche (u otros ingredientes líquidos).

Crema de mantequilla demasiado blanda

Si se empieza con una receta de crema de mantequilla de merengue suizo como la mía -que incluye algunas temperaturas objetivo para orientarse- es fácil obtener resultados perfectos. Pero cuando las recetas asumen que la mantequilla «a temperatura ambiente» significa lo mismo para todo el mundo, la perfección se convierte en una cuestión de experiencia o de azar, de ahí la creencia generalizada de que la crema de mantequilla de merengue suizo es algo inconstante que requiere años de práctica para conseguirla. Es un mito que me gustaría desmentir de una vez por todas.

  ¿Cómo conservar tartas dulces?

El comportamiento de la crema de merengue suizo es ridículamente predecible y fácil de dominar. Todo lo que necesitas saber es esto: A medida que la temperatura del glaseado sube por encima de los 24°C, su contenido de mantequilla comenzará a derretirse, volviéndose más suave y blanda con cada grado que pase. Cuando la temperatura del glaseado desciende por debajo de los 21°C, su contenido de mantequilla se endurece poco a poco, hasta que el glaseado se convierte en un desastre cuajado. Pero entre esos extremos, cuando la mantequilla es flexible pero está fría, el glaseado será sedoso y ligero, perfecto para extenderlo sobre su pastel favorito.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad